Un Huevo Al Día

La American Heart Association (AHA o Asociación Cardiáca Americana), una de las entidades médicas de mayor prestigio en el mundo, aconsejó en sus Guías Dietarias (Oct. 2000) "el consumo de 1 huevo por día" como parte de las pautas alimentarias aconsejables para mantener un estilo de vida saludable.

Actualmente los profesionales de la salud indican que una persona sana puede perfectamente consumir "un huevo por día" en una dieta equilibrada, acompañada de un programa de actividad física.

Los estudios realizados durante los últimos años avalan la seguridad alimenticia del huevo.

Está demostrado que la grasa saturada es muchísimo más importante en la determinación de los niveles de colesterol sanguíneo que la ingesta de colesterol dietario, puesto que el cuerpo sólo absorbe una parte del colesterol que consumimos con los alimentos. Los resultados son determinantes: No hay evidencia de mayor colesterol en sangre (en cantidades significativas) en gente adulta sana por mayor consumo de huevo.

Más aún, el huevo posee la ventaja de tener un mayor contenido de ácidos grasos poli y monoinsaturados, por tanto, más cantidad de grasas insaturadas que saturadas, que son, en efecto, uno de los factores principales de aumento de colesterol en sangre y que los huevos tienen en escasa cantidad.

Pases como Japón, España y Francia (tres de los mayores consumidores de huevos) tienen los menores índices de mortalidad cardiovascular entre todos los pases industrializados del mundo.

Todavía, gran parte de la población desconoce este aspecto del huevo, que mundialmente ya ha sido reconocido. El mensaje de "no más de tres huevos por semana" ya está superado por la experiencia y estudios médicos.