Niños y Jóvenes

Aporta nutrientes esenciales para el desarrollo físico e intelectual.

El huevo es un alimento completo, que tiene un papel importante en la nutrición de niños, adolescentes y jóvenes. Es rico en nutrientes esenciales, es bajo en calorías y fomenta el crecimiento de los niños. Es una buena fuente de proteína para apoyar el crecimiento de los niños en esta etapa.


El huevo es un ingrediente recomendado en una dieta infantil y juvenil sana y diversa, junto a frutas, verduras, panes integrales y cereales, productos lácteos bajos en grasa, carnes magras, pescado, aves y grasas no saturadas.

La elección de alimentos es un factor clave en el desarrollo físico e intelectual, y en la salud de los niños. El huevo es un alimento ideal para incluir en las dietas infantiles, ya que es nutritivo, aportando ácido fólico, vitamina A, hierro, zinc y yodo.

Niños

La infancia es una etapa de crecimiento y desarrollo, en que cumplir con los requerimientos nutricionales es vital. Los huevos aportan nutrientes esenciales para el crecimiento y desarrollo infantil, tales como proteínas, grasas insaturadas, además de vitaminas y minerales, y son naturalmente bajos en sal.

El huevo es versátil y es la base de muchas recetas aceptables al gusto de los niños. Esto puede ser especialmente importante en la dieta de algunos niños que a veces se niegan a comer otros alimentos ricos en nutrientes. El huevo, con las mismas calorías que una pieza de fruta y tantos nutrientes como un vaso de leche, resulta muy fácil de masticar para los pequeños.

Puede ser incorporado a la dieta un niño a partir de los 10 meses, añadiendo cada semana un cuarto de yema cocida, por ejemplo, al puré de verduras. Salvo contraindicación del pediatra, hasta los 2 años tu hijo puede comer dos huevos a la semana. Y a partir de los 3 años, puede llegar a las cuatro unidades semanales.

Los altos índices de sobrepeso y obesidad, las dietas de mala calidad y la reducida actividad física en la infancia afectan la salud de niños ahora y hacia el futuro. El huevo aporta sólo 76 calorías, por lo que alimenta mucho y ayuda a prevenir la obesidad.

Adolescentes

El huevo es un alimento ideal para incluir en las dietas infantiles, ya que es nutritivo y entrega cantidades beneficiosas de ácido fólico, vitamina A, hierro, zinc y yodo. Por otro lado, el huevo es una buena fuente de proteína para apoyar el crecimiento de los niños en esta etapa.

Adolescentes

Dado que los requerimientos nutricionales son elevados en la pubertad, es esencial que los adolescentes tengan una dieta bien balanceada. El amplio rango de nutrientes del huevo, puede satisfacer los requerimientos nutricionales en estos años de crecimiento.

Sólo con una dieta sana y variada, incluyendo el huevo, tendrán las fuentes de energía y proteínas necesarias para satisfacer las altas demandas en esta etapa de cambios físicos, rápido desarrollo y exigencias intelectuales.

La evidencia muestra que los patrones de alimentación de los adolescentes son notablemente diferentes a los de los adultos, aunque puedan mantenerse de forma relativamente constante antes de convertirse en jóvenes adultos.

El huevo aporta un índice de saciedad mayor que otros alimentos preparados, tales como cereales o pan, contribuyendo a una mayor capacidad para controlar la ingesta total de alimentos durante el día. Cuando se consume en el desayuno, puede reducir la cantidad de energía (calorías) ingeridas en el almuerzo en cerca de un 29%.

Las investigaciones también han demostrado que comer una variedad de alimentos en el desayuno se asocia a un mejor rendimiento mental en la adolescencia.