» Ingreso Asociados
CHILEHUEVOS

Nutrición y Salud

12 de Marzo de 2016

Consumir huevo no eleva colesterol

Mito: el huevo causa problemas de colesterol y enfermedades cardiovasculares. Realidad: el colesterol de los alimentos no tiene relevancia en la química sanguínea, por el contrario, el huevo es la mejor y más barata fuente de proteínas que se conoce, protege contra enfermedades cardiovasculares y el Alzheimer, retrasa los signos de envejecimiento por su contenido de vitaminas D y E, mejora la capacidad de memoria y favorece la eliminación de cálculos en la vesícula, entre otros beneficios ahora indiscutibles gracias al desarrollo de la ciencia.

Covadonga Torre Medina (Universidad Panamericana), Mónica Fonseca Pereda (Universidad Anáhuac) y José Antonio Quintana López (UNAM) forman un equipo científico interdisciplinario que se ha encargado de derribar los mitos que durante décadas demeritaron el valor del huevo, única proteína de calidad al alcance de todos los mexicanos, incluyendo los 25 millones en extrema pobreza que pueden incrementar su nivel nutricional exponencialmente.

La parvada avícola mexicana es de 440 millones de aves, de las cuales 129 millones son gallinas ponedoras y casi 39 millones son gallinas en crianza; sin embargo, el promedio de consumo por persona es de un huevo al día, lo cual implica que al menos la mitad de la población omite el consumo de este alimento a pesar de sus enormes cualidades, casi siempre en atención a una serie de mitos que por falta de respaldo científico se extendieron incluso entre la comunidad médica.

"La ciencia es dinámica. Ahora los estudios son más rigurosos y se ha comprobado con material de lo más avanzado que el colesterol que afecta la circulación se produce por consumo de grasas saturadas (aceites requemados), una dieta desequilibrada, el sedentarismo, el consumo de tabaco y genética", dijo la doctora Torre Medina en el marco de la presentación del libro de autoría conjunta de los tres reputados científicos "El Huevo, Mitos, Realidades y Beneficios", que en su segunda edición pretende poner al alcance de todos las realidades de un alimento al que no se le ha hecho justicia.

Es por eso que se iniciará una serie de acciones para promover el consumo y, en especial, enterar a los médicos sobre los últimos avances al respecto. "La mejor forma de consumirlo es cocido (en cualquier forma), porque es más digerible, pero incluso crudo su calidad alimenticia permanece intacta, por lo que no se debe lavar ni limpiar antes de usarlo", explicó en su oportunidad la nutrióloga Mónica Fonseca, quien sostiene que no hay diferencia alguna entre un huevo de granja y uno de rancho (traspatio) o uno blanco con uno rojo.

Fuente: El Sol de Hidalgo, México (01/12/08)